Cinco acciones que debes evitar en tu matrimonio después de la llegada de tus bebés

Publicado por milavillalta en

Es lindo cuando las parejas son jóvenes e inician ilusionados este proceso llamado vida en pareja, pero lastimosamente mientras van cayendo en la rutina o después de la llegada de los bebés se descuidan, tener hijos no quiere decir que se deba matar al amor o los detalles.

Por eso te digo algunos puntos que en más de una oportunidad he observado intervienen en tu relación creando problemas.

5 errores que podrían terminar con tu matrimonio después de la llegada de tus pequeños

  1. Se descuidan de si mismos: Se dedican a su matrimonio, trabajo y hijos y se olvidan de lo importante que es darse tiempo para si mismos; ya no hacen deporte, ya no suelen salir al cine con sus amigas o tomarse el tiempo para jugar futbol. Las parejas deben entender que ser pareja es hermoso pero que para que la magia de la relación se mantenga es importante que ellos también se den ese tiempo de separación por algunas horas o al menos una hora por semana en el peor de los casos. Esto de tomarse un tiempo a solas ha sido recomendado ya por muchos psicólogos y expertos en las relaciones de pareja.
  2. Ponen a sus hijos por encima de su relación: Sin darse cuenta descuidan a su pareja, dejan de tener los detalles que al comienzo tenían con su pareja y casi nunca salen juntos, se justifican diciendo que les da miedo dejar a sus hijos con otras personas.
  3. A veces se sobrecargan con su rol de padre o madre y creen que su pareja no lo va a poder hacer igual, así que rara vez los dejan a ellos tomar parte activa de la crianza, como por ejemplo dejar que papá sea quien bañe al niño o quien le de de comer.
  4. Dejan de seducirse, si bien antes de casarse tuvieron ese momento para salir a solas y sorprenderse muchas parejas dejan de lado el área sexual y rara vez se sorprenden con esos momentos íntimos.
  5. Permiten que los suegros o amigos intervengan mucho en la relación o manejo del hogar: Si bien es importante mantener un buen clima familiar y en ocasiones se viva junto a los suegros, lo ideal es plantear bien las normas del hogar  desde antes de vivir juntos y tener en claro que  la pareja es de a dos y los terceros así nos duela salen sobrando. Son muchas las discusiones que en más de una oportunidad suelen tener las parejas y que se llevan de encuentro en la disciplina y la educación de sus niños dejándolos anulados en su rol de padres y por ende empiezan los problemas familiares.

 

Categorías: Bienvenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *