Las necesidades de los niños en edades tempranas se resumen en: Amor

Publicado por milavillalta en

 

Existimos varios adultos que crecimos con estos conceptos de felicidad; que mientras más les diéramos a nuestros hijos, sería mejor.

He visto, en mi rol de docente como se esmeraban  varios padres por propiciarles diferentes regalos, diferentes ropas hechas de las mejores marcas, los he visto tomarse innumerables fotos con ellos, tan concentrados como cuando unos minutos después de la foto no se despegaron del celular y los dejaron de lado.

 

 

He visto muchos padres desvivirse por mandar a sus pequeños a los mejores colegios, a buscar en los grupos de facebook, criticar a sus maestras porque no se dan a basto en prestarles la importancia que merecen sus niños, las he visto reclamar lo que ellas consideran correcto o lo que ellos consideran que necesitan sus pequeños.

Pero lamentablemente he visto pocos padres desvivirse en llamar a la maestra para ver como avanza su pequeño, normalmente siempre esperan que sea la maestra quien las llame.

He visto pocas mamis preocupadas en mejorar como persona, he visto pocas mamis y menos aún en papis preguntarse que pueden estar haciendo mal para que sus pequeños realicen golpes hacia otros compañeros en la escuela, por lo general dicen “No entiendo porque él hace esto”, “en casa ninguno de los dos nos pegamos”

He visto pocas mamis dejando su celular de lado cuando están con ellos.

Cada vez veo menos papis afectuosos, ya casi no se abrazan, por eso suelo felicitar a los que se demuestran afecto delante de todos, felicito algo que se supone debería ser normal en una pareja.

He visto cada vez menos padres decir por favor y gracias, sin embargo he escuchado exigiéndoles a sus hijo que lo hagan y diciéndoles “ay siempre te portas mal” y las he escuchado días después diciendo que le van a comprar todo lo que ellos pidan.

Esto no los hace unos malos padres, simplemente la realidad es que vivimos de manera tan de prisa todos nuestros momentos que pocas veces nos detenemos a analizar lo que realmente necesitamos nosotros como adultos, entonces si nunca lo hicimos cuando estábamos solos, se nos hace mas difícil cuando somos padres.

Aún a pesar de  lo mencionado antes también he visto a un grupo  de papas que están cambiando ese concepto de papás desligados de sus niños, he visto papás escuchar atentamente las recomendaciones de la maestra, he visto llamándoles y pidiéndoles disculpas por la hora, pero al fin he visto a papás comprometidos realmente con la paternidad.

Espero que algún día todos en nuestro país y en el mundo nos podamos dar cuenta de cuan importante es la educación y el amor a nuestros pequeños quienes al pasar el tiempo serán futuros adultos que cargaran con una visión y acción en el  mundo que se esta creando desde ahora en ellos.

Son los primeros años los que definen sus aprendizajes emocionales y formas de desarrollarse  a nivel social con los demás; aprovechemos para dejar una  buena huella.

Por eso acá comparto un poco sobre lo que creo es necesario para ese camino en el cual podemos mejorar nuestro rol de padres.

¿Cómo empezamos por generar cambios?

Vayamos a nuestro origen, a nuestra niñez.

¿Cual es nuestro concepto de amor?

Ahí empieza todo, es tanto y a la vez algo que debería ser inhato pero sin embargo no enseñamos ni seremos capaces de enseñar algo que no tenemos.

Es importante que antes de ser mamá y pensemos en darles algo a nuestros pequeños primero sepamos que es lo que nosotras necesitamos realmente para ser felices.

¿Qué es amor para nuestros niños y como lo pueden aprender?

  • Atención; escucha atenta
  • Comprensión y aceptación
  • Paciencia
  • Inversión de tiempo
  • Conectar con nuestro niño interior
  • Caricias
  • Comunicación
  • Trabajo personal para el bien mutuo

 

A través de juegos, de experiencias, de actividades cotidianas, de rutinas diarias, de dinámicas familiares, de conexión personal que rebota en conexión de dos personas a más.

 

Categorías: Bienvenidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *